El pañuelo al cuello es un complemento ideal para dar un estilo aggiornado a nuestra vestimenta, sobre todo en invierno y en estaciones intermedias.  Es un complemento muy socorrido para completar un look, por eso es fundamental la selección que hagas y cómo te lo pongas. Además, no olvidemos, es un complemento indispensable para ocultar esas arrugas del cuello que tanto nos disgusta ver.

 

Pero no olvidemos que  un pañuelo es un arma de doble filo:  bien puesto puede dar un toque divertido y Cool a tu vestimenta, y mal puesto -de un modo antiguo- te puede sumar años y parecer una mujer antigua del siglo pasado.

Todos recordamos la imagen de nuestras abuelas con un pañuelo al cuello. Era la época de los pañuelos cuadrados, de seda o similar, y bien podemos decir que esos pañuelos ya no se usan, aunque han vuelto en la variable Versace.

Desde hace unos años, ya casi practicamente lo que se lleva es el fulard, fundamentalmente porque permite muchos usos, y cubre la función  tanto su variable inicial de proteger el cuello como de dar estilo a toda la vestimenta.

 

Porque en efecto, el fulard o chall bien usado te sube muchísimo el efecto final de un look. Si vas vestida en un color liso, el toque puede ser siempre un bonito fulard. Lo mismo si vas en estampados, un chall bien puesto puede completar el outfit. Y ni qué decir , ahora, que se están llevando las combinaciones rompedoras, como mezclar rayas con lunares, o flores con cuadros.

Es imprescindible cada mañana antes de salir ponerse al espejo y mirar nuestro set de elementos para el cuello.

Por empezar te vamos a aconsejar algunos detalles que debes tener en cuenta:

  1. No anudártelo como tu abuela del siglo XX.
  2. No usar los fulards pasados por el cuello y colgando así sin más . Es un look pone años.
  3. El amarre pijo está pasado de moda.
  4. Han vuelto los pañuelos cuadrados para quedarse todavía un poco. Sobre todo esos antiguos, con dibujos de monterías, estribos, cadenas etc. Muy Versace, muy Gucci.
  5. Nos gustan las formas divertidas de ponerse los fulards como nuestra influencer favorita, Chuky Reina. Sino mirar: