En Viejenials promovemos la Reinvención a lo largo de la  vida, y mucho más cuando se superan los 50 años. Por eso nos encanta exaltar a l@s valientes que emprenden carreras universitarias proyectando su vida al infinito. Hoy, nos vamos a centrar en otra estudiante universitaria, Lucia Marin Garrote, madre de tres hijos universitarios también, a los que ha dedicado su vida educando, cuidando y priorizando todo lo que estaba relacionado con ellos.

Aunque no se arrepiente de haber limitado y excluido su vida laboral fuera de casa por la atención y cuidados de sus niños, sí que es verdad que llega un momento que ya no la necesitan ni la demandan tanto, y salen a relucir algunas reflexiones, como es la incorporación al mercado laboral.

Concienciada con la importancia de la nutrición para conseguir una salud integral (Psíquica, física y mental), se decide por formarse en el grado de Nutrición Humana y Dietética.Y aunque sintió inseguridad al enfrentarse a nuevos retos, encontró el apoyo de toda su familia, para conseguir lo que se había propuesto.

  • ¿Cuándo decidiste que ibas a hacer una carrera universitaria y no un curso?

Cuando comprendí que era el momento, mis hijos mayores, y con ganas de acceder al mercado laboral.

  • ¿Qué te dijo tu entorno, familia?

En casa me apoyaron, un hermano me dijo que lo veía un esfuerzo que no merecía la pena con mi edad, el resto de hermanos no pensaban que iba a llegar a hacerlo, pensaban que era un capricho.

  • ¿Cómo veías el tiempo que faltaba para acabar? Hiciste cálculos matemáticos del tipo, si empiezo con 50 y tantos, tendré……………. cuando acabe?

Si, realizaba cálculos a diario, pero sobre todo cuando me topaba con asignaturas que no tenía base para aprobarla.

  • ¿Piensas dedicarte profesionalmente al metier que estás estudiando?

Sí, mi carrera es Nutrición Humana y Dietética, y tiene varias vías de salida laboral

  • ¿Cómo fue tu primer día de clase, cómo te sentías?

Muy emocionada, observada y asustada por lo desconocido.

  • ¿Tus compañeros te miraban raro?

No raro, solo extrañados, puedo ser su madre, no todos están preparados para afrontarlo.

  • ¿Te ayudan tus compañeros?

Si, y yo los ayudo a ellos, según la asignaturas, pero siempre son los mismos los que ayudan, el resto se mantienen al margen

  • ¿Notas dificultades para estudiar por la edad?

Si, bastante por las obligaciones que tienes añadidas, pareja, hijo, padres mayores, tareas de la cas, compra etc…Te tienes que organizar muy bien y prescindir de mucho ocio personal.

  • ¿Los profesores te tratan igual que a los más jóvenes?

Sí, tengo que hacer lo mismo que todo el mundo, también es verdad que nunca he pedido ningún trato diferencial, ni insinuado que necesitaba que me dieran un trato especial. Es lo justo que te traten igual.

  • ¿Qué te está aportando la carrera?

Conocimientos, esperanzas de un trabajo adecuado, amistades que no olvidare, mucha autoestima, además de seguridad de que tengo una capacidad de trabajo muy grande.

  • ¿Qué es lo peor y lo mejor de estudiar una carrera universitaria después de los 50?

Lo peor es no poder disfrutar de la carrera porque no te da tiempo de estudiar las cosas como quieres, no poderte parar lo que cada tema necesita, por falta de tiempo, y lo mejor es poder acceder a un puesto de trabajo.

La mayoría de las mujeres que superan los 50 años son una generación que son capaces de romper barreras , que ganan con el paso de los años , saben lo que quieren y lo que no quieren en su vida, están más seguras, y ese es el caso de Lucia , que aunque se ha encontrado obstáculos difíciles de superar, a seguido hacia delante y en la recta final de su carrera, se ha dado cuenta que puede hacer lo que se proponga siempre con buena actitud y mucha dedicacion,que su autoestima ha subido y que se ha integrado en una sociedad de la que estaba excluida ¿te animas tú también?