¿Quién dijo que una mousse no puede ser saludable?
Hoy os traemos una estupenda receta. El secreto es que para hacer la mousse saludable cambiaremos la nata por aguacate. Sí,  si habéis leído bien AGUACATE, éste contiene solo 2,1 g. de “las temidas” grasas saturadas por cada 100 g., mientras que la nata contiene 26,12 g. por cada 100 g.
Otro de los ingredientes con mala fama es el chocolate, ya sea porque contiene azúcar o por su alto contenido en grasa, pero estamos de ¡suerte! Existe en el mercado un cacao sin azúcar y desgrasado, con él podremos disfrutar del chocolate sin sus inconvenientes. El cacao posee múltiples benéficos.

-Mejora la digestión y la producción de jugos gástricos.
-Mejora el estado de ánimo y el del sistema nervioso.
-Es un estimulante natural, produce bienestar y una ligera euforia gracias a su contenido en feniletilamina que actúa químicamente en nuestro cerebro de manera parecida a la anfetamina.
-Su alto contenido en antioxidantes ayuda a retrasar el envejecimiento de la piel, el cabello y los órganos internos
-Reduce el estreñimiento por su alto contenido en fibra.
Algunos estaréis pensando que no puede ser que el aguacate no le dé su característico sabor a la mousse, pues la buena noticia es que si le ponéis ralladura de naranja y un poquito de Cointreau (licor de naranja) no notareis el sabor del aguacate.


Ingredientes:
1 aguacate no muy grande
2 cucharadas de café de cacao sin azúcar y desgrasado
2 Dátiles sin huesos
½ naranja ralladura de la cascara
10 ml de Cointreau
*Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y trituramos.
*Si nos queda demasiado espeso podemos añadir un poco de zumo de la naranja que hemos rallado, si vemos que no tiene mucho color oscuro podemos añadir más cacao hasta que tome más color, como lleva los dátiles que le aportan dulzor no os quedara amargo.
*Colocamos la mousse en un cuenco y adornamos con un poco de ralladura de naranja y algún fruto seco picado.