No es difícil escuchar esta frase cada navidad, o cada cumpleaños. Las abuelas, esas guerreras del siglo XXI, suponen una incógnita a la hora de regalar para hijos y nietos

Qué cosa tan bonita tener abuelos, y qué importantes son. Por ello supone un quebradero de cabeza a las familias elegir qué regalarles en fechas especiales. Hoy, en un mundo donde las nuevas tecnologías avanzan a pasos gigantescos, muchos abuelos hacen un esfuerzo por sumarse a ellas y no quedarse atrás. Bien es cierto que la mayoría son personas tradicionales en muchos aspectos, y los regalos es uno de ellos.

Cientos de páginas de Internet intentan de todas las formas resolver esta duda que a tantas personas le surge, aunque sin éxito, ya que cada abuela es un mundo. Si de algo se puede estar seguro es de la generosidad de las abuelas, de la bondad y ternura que transmiten. De ahí la importancia de encontrar para ellas el regalo perfecto, como muestra de agradecimiento por cada gesto que tienen con los suyos.

Una constante son los libros, de recetas, biográficos o históricos. Son un buen regalo, aunque no el más acertado: muchas personas de la tercera edad no tienen el hábito de la lectura, puesto que crecieron en una época en las que las mujeres tuvieron difícil acceso a la cultura. Algo típico es también regalar flores o plantas de decoración, que den un aspecto alegre y jovial a la casa. No se quedan atrás los portafotos con imágenes de hijos y nietos, como señal de que siempre la “casa de la abuela” será una segunda casa.

De la mano del aspecto físico van, por un lado, la ropa, y por otro, la cosmética. Pijamas, camisones y blusas o jerseys son siempre un acierto con las abuelas, y más si elige la ropa la hija o la nieta, quienes buscaran que su madre o abuela vaya vestida de una manera más favorecedora. Asimismo, cremas hidratantes o colonias pueden verse a menudo en paquetes de regalo, puesto que es un producto que van a utilizar en su día a día. Igualmente, juega un papel importante en esta cuestión la bisutería. Colgantes, pulseras, anillos o pendientes, sencillos o llamativos, según el estilo que la familia ve en la rutina de las abuelas, son una vía de escape ante la duda.

MASCOTAS

Un regalo curioso, y a la par, encantador, es alguna mascota. Desde pequeños perros, gatos, hámster, pájaros hasta pececillos o tortugas; son una forma de que los mayores se sientan acompañados y de darles vida.

Pero en todo caso se ha de recalcar que es un regalo que exige responsabilidad y compromiso. Un animal es un regalo que puede cambiar la vida de la abuela, pero exige su consentimiento.

Pero, y no podía ser de otra forma, los tiempos cambian, y con ellos la forma de ser de muchas abuelas, que reniegan de los regalos tradicionales. Las últimas tendencias apuestan por experiencias. Sí, pueden ser rutas, breves viajes, visitas a lugares con encanto, masajes… Existen actualmente unas cajas de regalo de experiencia estándar y otras en las que se puede personalizar a gusto de cada uno. Las agencias de viajes realizan cada vez con más éxito actividades del IMSERSO: personas mayores de toda índole se reúnen para disfrutar de diferentes actividades. La edad, una vez más, no vuelve a frenarles, ni a suponer algún problema.

REGALOS TECNOLÓGICOS PARA LA ABUELA

Poniendo punto y final, destacan las familias modernas, aquellas que se atreven a regalarles a sus mayores ordenadores, móviles o tabletas. Es super importante concientizarse ya, que los abuelos ya no se conforman con que le pasemos nuestro movil o tablet rotos o con pocos Megas.Cada vez son más los casos en los que hay wifi en casa de los abuelos. Nada les priva ya de adentrarse en el mundo de Google y las redes sociales, en donde no sólo hay hueco para ellos, sino que es indispensable que estén conectados.

 

. No es de extrañar entre los millennials que hablen hoy por hoy a través de Whats App con sus abuelos y abuelas. Y los que no, a través de redes como Facebook, para integrarse una vez por todas en el mundo digital. Según un estudio reciente de la Universitat Oberta de Catalunya, impulsado por Recer Caixa, cada vez un mayor número de adultos que superan los 64 manifiestan su agrado por Whatsapp y Facebook. Esto solo es el comienzo de todo lo que nos queda por delante con las futuras generaciones.