Cuando los Viejenials descubrimos a los Robinsones se nos hizo una sonrisa. Una sonrisa interior. Nos dimos cuenta de que no estamos solos y de que hay más gente pensando lo mismo, creando proyectos afines y complementarios para transitar esta segunda etapa de nuestras vidas. Cuando creamos Viejenials pensábamos en que estábamos en la etapa de nuestras vidas en que nos tocaba reinventarnos, y además, darnos prisa a realizar aquello que nos quedó en el tintero, aquello que se llama la “asignatura pendiente”.

Pero la sorpresa fue mayúscula cuando descubrimos que la creadora de Robinsones es María Jesús Alba, una mujer joven , de 37 años, en proceso de intensa maternidad (tiene 3 hijos pequeños) pero con una inclinación y vocación por las personas mayores que ella, y por el mercado del Ageing o Envejecimiento.

María Jesús es licenciada en Trabajo Social y sociología, y en este momento es Consultora de Innovación en ING. Toda su vida laboral pivota sobre dos intereses: los adultos mayores y la Innovación, lo que la lleva a una conjunción de meterse en el mercado del “ageing” de una manera inquisidora y observadora . Con veinti- tantos ya le atraían  las personas senior, fue voluntaria en un centro de mayores y ya veía claro que su vocación sería buscar caminos en ese sector. Buscó crear algo propio alrededor del 2007 y vió que el mercado no estaba maduro en España.

Cuando alguien joven se ocupa de las generaciones precedentes casi siempre tiene una persona inspiradora:

 

 

María Jesús es una profesional de la Innovación y esa marca que le dejó su abuelo, la combina con todo su bagaje laboral que la lleva a tener un ojo novedoso y disruptivo sobre el sector del nuevo envejecimiento, al que viene observando desde hace tiempo. Y ella , como es audaz e inquieta, no quiso esperar a ser Viejenial y se lanzó a la aventura ahora, con toda esa visión fresca que puede aportar, y sin querer, suma al proyecto y al sector la perspectiva “intergeneracional” que es uno de los “approaches”más innovadores de la mirada al tema de la edad.

Desde 2008, ha visto que hay una generación más fuerte que está llegando, y que  quiere pensar en algo único y especial de qué hacer con su vida y que está muy desatendido por las empresas. Ella observa que a la gente mayor de 50 años lo que les preocupa es no haber hecho sus pequeños sueños, y quitarse las  espinitas que tienen clavadas. “Mi sello más propio lo encontré en darles un espacio para acompañarles, y encontrar sus sueños y realizarlos. Así -dice- “descubrí un espacio en el mercado que no está cubierto”.

Hacer tu propio vino , una de esas experiencias que alguna vez soñamos

¿Qué es Robinsones?

Nada mejor que entrar en su web para descubrir las propuestas que nos hace María Jesús, los acompañamientos que propone, y sobre todo sumar ideas que no se nos hubieran ocurrido , y que ahora,que tenemos todo el tiempo del mundo, podemos hacer.